LA VOZ DEL HULP

Inicio » Testimonios » Rosa Parks » Carta de Rosa Parks a los Profesionales Sanitarios: Miedo y Responsabilidad

Carta de Rosa Parks a los Profesionales Sanitarios: Miedo y Responsabilidad

Rosa Parks sentada en un autobús público

Rosa Parks sentada en un autobús público

Queridas y queridos profesionales del Hospital de La Paz-Carlos III y de toda la red pública de la Comunidad de Madrid…

.

En primer lugar, expresaros mi más hondo reconocimiento. Sois un@s jabat@s. ¡Cuánto me habéis recordado otros escenarios igualmente duros y preocupantes! Aquellos lejanos días de 1958 en los que nos enfrentábamos a un virus también letal llamado Ku-Klux-Klan. Exigíamos la protección de las autoridades y en tantas ocasiones miraban para otro lado, pero nosotras sabíamos que nuestra responsabilidad era seguir cuidando y protegiendo a las hermanas y hermanos más vulnerables, sobre todo los de las zonas rurales.

 

Sí, era nuestro deber. Teníamos un compromiso moral que habíamos escogido previamente al decidir un camino vital, una “profesión”, podríamos decir, la de activistas de los derechos humanos, algo a lo que nadie nos había obligado. Sabíamos de nuestro riesgos. Sabíamos que habitualmente los riesgos eran reales pero poco probables y también conocíamos que, de manera excepcional -como la aparición del virus KKK- se podían hacer mucho más graves y preocupantes.

 

¿Cuál fue nuestra línea de trabajo? Hacer compatibles dos objetivos. Responder a nuestro deber de ayudar a las hermanas y hermanos amenazados (creo que vosotros le llamáis algo así como “compromiso deontológico”) a sabiendas de los riesgos y, a la par, exigir a las autoridades que cumplieran con sus responsabilidades, es decir, que ofrecieran las herramientas para acabar con la terrible infección que nos asolaba. Ahora bien, también teníamos muy claro que el incumplimiento de las autoridades no iba a ser excusa para dejar de hacer aquello a lo que nos habíamos comprometido.

.

Queridas y queridos trabajadores de la salud. ¡Cómo no voy a entender vuestros miedos! Yo también los tuve y estuvieron a punto de bloquearme y de bloquearnos. Y ya para terminar, quiero contaros qué nos ayudó…

.

En primer lugar, establecer una red de apoyo mutuo, con dos importantes fines: mejorar las estrategias de protección y evitar que fuera el miedo el motor de nuestras acciones y decisiones. En segundo lugar, apelar de forma permanente a nuestros valores y a nuestras convicciones.

.

Al final ganamos la batalla. No fue fácil. Pero no permitimos que nuestro miedo, que lo teníamos, nos despojara de nuestros valores.

.

Estoy segura que vais a saber afrontar esta crisis. Del mismo modo que sé que no va a ser gracias a vuestros gobernantes, sino a pesar de ellos.

.

Recibid un abrazo pero que muy cariñoso, de esta negra,

.

Rosa

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu e-mail para recibir en tu correo las entradas

Únete a otros 2.727 seguidores

La Voz del HULP

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

LaPazenlucha

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: