LA VOZ DEL HULP

Inicio » Testimonios » Rosa Parks » Rosa Parks al Sr Consejero de Sanidad: Intentas negar la realidad pero no te das cuenta que la realidad te niega a ti

Rosa Parks al Sr Consejero de Sanidad: Intentas negar la realidad pero no te das cuenta que la realidad te niega a ti

Rosa Parks sentada en un autobús público

Rosa Parks sentada en un autobús público

Querido Javier:

.

Esta semana pasada te he notado especialmente nervioso. Y eso que tú sueles ser políticamente correcto, aunque cada día esa etiqueta de corrección sea un traje de diseño vacío y sin contenido. Y me empieza a preocupar qué persona hay detrás del personaje. Exactamente lo contrario que me ocurre con mi queridísimo Madiba, Nelson Mandela, que cuando escribo estas letras está entre la vida y la muerte. Siempre sobresalió su persona, independientemente del personaje que tuviera que vivir y representar (preso, líder del Congreso Nacional Africano o presidente del país…). ¡Vaya por ti, Madiba!

.

Son tres cuestiones las que me inquietan de ti fundamentalmente. Vamos por partes, que contigo no me queda más remedio que emplear mucha pedagogía política, a ver si vas poco a poco te vas coscando, que dicen los castizos de tu tierra. Veamos:

.

1) En primer lugar porque un magistrado ha admitido a trámite una querella contra muchos de tus colaboradores y colegas (ex) por la comisión de un supuesto delito de “realización arbitraria del propio derecho”, una especie de “tomarse la justicia por su mano” de muy diversas formas, pero una de ellas “retorciendo la ley” de tal manera que al final sirva para justificar cualquiera de las decisiones que protegen sus intereses particulares. Vamos, una especie de darwinismo legislativo con el que se alude solo a aquellas normas o sentencias que me son favorables para la privatización, obviando como si no existieran el resto. Nunca mejor dicho: “la ley del más fuerte”. También se les acusa de prevaricación (dictar resoluciones a sabiendas de que son injustas) y de cohecho (recibir determinados beneficios extras por hacer su trabajo de determinada manera). Y esto, de políticos que decían estar al servicio de los ciudadanos, hace realmente temblar. Obviamente les aplico el beneficio de la duda y la presunción de inocencia, pero a mí me suena al mismo estilo que utilizaban los segregacionistas de Alabama… ¿Puede ser cosa solo de tus compañeros de viaje o resultará que acabarás siendo como ellos? En fin…

.

2) En segundo lugar, tu relación con la realidad... ¿Tú cómo llamarías al hecho de afirmar …

a)     que las más de 900.000 firmas recogidas en la Consulta por la Sanidad Pública se obtuvieron “sin ningún control” y que no tienen un “soporte de legitimidad democrática”? ¿No sería negación política?

b)     que la admisión a trámite de la querella contra la externalización sanitaria es “normal” o que los que tú llamas “querellados” no sean imputados cuando se les invita a acudir con abogados? ¿No será negación jurídica?

c)     que la vinculación del imputado (no diputado, sino imputado) Lamela con quien gestiona servicios del Hospital del Tajo, licitados y adjudicados cuando él era Consejero de Sanidad, no tiene que ver con ningún conflicto de intereses? ¿No será negación moral?

d)     que los amables manifestantes de las últimas mareas sean calificados de “radicalizados y extremistas”? ¿No sería negación social?

e)     que “las mareas tienen que tener un determinado tamaño”, cuál de pene se tratara? ¿No sería negación perceptiva y -si me apuras- sexual? (Alguna ventaja tenía que tener que no me pongo colorada).

.

Tengo ganas de acercarme a Jaén, a conocer unos montes famosos donde debes ir de vacaciones, porque tengo aquí un paisano tuyo que dice que estás habitualmente “en los cerros de Úbeda”. Y es que prefiero aludir a tu negación que a tu falta de inteligencia o a tu falta de escrúpulos. Me cuesta tanto entenderlo que he tenido que tirar una vez más del amigo Freud -santa paciencia la de este judío ateo- que me ha aclarado lo de la negación…

.

Me dice que la negación es un conflicto entre el conocimiento de un hecho y la creencia en él. Les pasa a muchos pacientes cuando les cuentan que tienen un cáncer, por ejemplo. A ti te ocurre lo mismo, tú sabes que la privatización de la sanidad que estás desarrollando acabará con una sanidad de gestión pública, de calidad y universal, pero no te lo crees, es decir, no te lo quieres/puedes creer, esa realidad es demasiado amenazante para un Consejero que dice servir a la población con el dinero público, como para ser tolerada. El que niega se autoengaña. Y no pasaría nada si, como dice Sigmund, esa negación fuera adaptativa. El problema es cuando se torna desadaptativa. Te cuento alguno de los criterios, a ver si acabamos de dar con lo que te pasa, querido Javier. Una negación desadaptativa:

  1. Es extrema y persistente, bloqueando la comunicación y la escucha (vamos, igualito que tu capacidad de diálogo con los que piensan distinto que tú).
  2. Absorbe mucha energía para mantenerla, reduciendo tiempo, atención e interés en otras áreas relevantes para la persona (justo lo que tú haces, poner toda tu energía en defenderte atacando o acusando).
  3. Impide tomar decisiones prudentes frente a la gravedad de la situación, con lo que se compromete enormemente el futuro (esa huida hacia adelante a la que quieres llevarnos).
  4. Aun usándola persiste la ansiedad en la persona y se causan problemas añadidos (trastornos del sueño, desborde emocional, demandas de atención reiteradas…). (Es que ni siquiera te calma, querido Javier qué mal lo debes estar pasando!!).
  5. Afecta negativamente a terceros de forma significativa, con lo que no nos queda más remedio que confrontarte y desarmarla, pues tu negación están haciendo mucho daño, pero que mucho daño a los ciudadanos…

.

Me cuesta seguir, Javier, porque según voy pensando se me viene a la cabeza… ¿No será que Javier estará ya en fase terminal, políticamente hablando? Lo digo porque la negación es muy típica de muchos enfermos al final de la vida, que lo sé de buena tinta (si te cuento mi final…). ¿No será que su pronóstico será realmente inferior a pocos meses? ¿No tendremos que buscarle una buena Unidad de Cuidados Paliativos? (De hecho, me he puesto al habla con Cicely Saunders, que me han dicho que fue la fundadora de los cuidados paliativos modernos y hemos quedado en unos días…). Yo aquí hago también mi negación: “No, no, no puede ser… Javier está en situación crítica, es un enfermo político crítico, no es un enfermo terminal, con una buena Unidad de Cuidados Intensivos puede salir adelante!!!”. Dios mío, ¿me estarás contagiando tu negación? Prometo reflexionar en este sentido para la próxima carta, aunque sea cargada de tristeza…

.

3) Y ya por último… Creo que hay que sacar conclusiones. No sé si tú sabrás que a mí intentaron incapacitarme cuando decidí no levantarme de aquel sitio para blancos en el autobús. Ya sabes, mujer + negra + no demasiado letrada = incapaz. Pues me empapé de qué es eso de una decisión autónoma. Te cuento rápidamente, que hoy te tengo que tener ya bastante aburrido. Para que una decisión sea realmente autónoma, se necesita cuanto menos:

1/ Que sea una decisión informada: ¿hay alguna investigación publicada en revistas de prestigio que avale que tu proyecto de privatización dé más calidad y eficiencia que la gestión pública?

2/ Que sea una decisión voluntaria: ¿hasta qué punto tu decisión no viene condicionada de forma significativa por el pensamiento grupal de tus amigos de FAES y compañeros mártires o por la presión de ese tal González?

3/ Que esté tomada por una persona competente, capaz: ¿Tú crees que en estos momentos, con tu “peazo” de negación desadaptativa, eres una persona capaz? Creo que tu negación te está incapacitando para ser Consejero de Sanidad. Sí Javier, cada día estoy más (y dolorosamente) convencida. Eres un incapaz de hecho, igualito que el pobre Madiba quien, ya por otras razones, no puede decidir por sí mismo. Para ser incapaz de derecho, te tendría que incapacitar un juez, pero ya sabes lo que se tardan esos procesos administrativos. Y además, yo espero que lo tuyo sea solo transitorio, de verdad. Ahora, realmente, ya ves qué paradojas, ni siquiera podrían admitir tu dimisión, porque no eres capaz de valorar lo que eso supone (y mira que muchos te lo agradeceríamos, corazón)

.

Esta semana, Javier, lo único sensato que has dicho es “que el perjuicio sería no hacer nada”. Por eso mis amigos de la Marea Blanca se lo han aplicado para seguir protestando. Faltaría más. De verdad que insisto en lo de la incapacidad. Me tienes muy preocupada. Dices que en las manis (lo llamáis así) cada vez se ven más banderas republicanas (¡como si ser republicana, como yo, fuera un insulto!), les acusas de radicales cuando ser radical significa únicamente ir a la raíz de las cosas, te quejas de que profieren “gritos revolucionarios” ¿Te refieres al “Sanidad, Pública” o al “Sí se puede, sí se puede”? No sé si estás de los nervios o si lo aparentas.

.

Me da la impresión, querido Javier, que no tienes ni idea del significado profundo de la desobediencia civil, de cómo la lucha por los derechos civiles siempre ha estado vinculada a proteger o promover el bien común, los llamados bienes comunales o bienes del procomún. Pronto te lo tendremos que explicar. Javi, levanta la mirada, rompe tus murallas, permítete, simplemente, escuchar al otro como un ciudadano. Descubrirás maravillas.

.

Que sepas que no te he desahuciado. Pero no me hagas más sufrir, por favor…

,

Tuya siempre,

.

Rosa Parks

Anuncios

9 comentarios

  1. Cbeotas dice:

    Por favor, Rosa, quién es tu representante en la Voz del Hulp? Quiero conocerlo/la!! Increíble como siempre! Que le llegue atoda la cúpula santaria!!

  2. tierra dice:

    Sigue Rosa, es una alegria leerte.

  3. Mer dice:

    Muchas gracias, como siempre, Rosa, eres genial. Propongo editar un libro y regalárselo a Javi

  4. anadeph dice:

    Tan genial como siempre, o más. Rosa Parks for president (o for Consejera, al menos)

  5. mar dice:

    Me encantas Rosa

  6. julia dice:

    Como siempre fantástica. Deberíamos enviárselo al ilustre Lasquetty, a González y a la Sra Aguirre, insige ideóloga de todo este desatino.

  7. María Isabel dice:

    Rosa, cada día te superas a ti misma.

  8. Belén dice:

    Imposible decir las cosas mejor, una pena que a quién te diriges no te lea o si lo hace no reflexione. Eso también es una demostración de falta de inteligencia. ¡No nos dejes nunca Rosa!.

  9. Piluca dice:

    Esta Rosa es tan increíble que diciendo cosas tan graves y demostrando la patología de quienes nos dirigen es capaz de que mantengamos una sonrisa permanente!!! Como ha dicho alguien…!rosa for consejera!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu e-mail para recibir en tu correo las entradas

Únete a otros 2.724 seguidores

La Voz del HULP

LaPazenlucha

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: