LA VOZ DEL HULP

Inicio » Testimonios » Rosa Parks » Rosa Parks, infatigable, sigue intentando instruir al Consejero de Sanidad: sobre la sospecha y la confianza

Rosa Parks, infatigable, sigue intentando instruir al Consejero de Sanidad: sobre la sospecha y la confianza

Estimado Javier,

.

Llevo una semana especialmente triste. En mi última carta afirmaba me habías hecho dudar de tus buenas intenciones en torno a la Sanidad Pública. Se me “cayó el sombrajo” (creo que se dice así) con lo del tabaco. Que un Consejero de Sanidad defienda la autorización del uso del tabaco en lugares públicos cerrados me parecía un imposible lógico, como a ti te gusta decir. Pero el daño, aunque te parezca mentira, es mucho más serio.

.

Es algo mucho más serio que unas malas declaraciones; es expresión de un daño a la confianza. El Reverendo Martin Luther King nos insistía en que debíamos fiarnos de las personas, aunque fueran nuestros adversarios. La confianza tenía que ser un a priori y solo si se quebraba podía ser dejada de lado. Por cierto, hablando de confianza, imagino que como demócrata te habrás preguntado más de una vez esta pregunta: ¿Hasta qué punto sigo siendo merecedor, como político y como Consejero de Sanidad, de la confianza de mis conciudadanos? En la carta de hoy voy a tratar de ayudarte a responder a esta pregunta, tan importante, recurriendo a la actualidad sanitaria y al ejercicio de tus responsabilidades.

.

1º Como han resaltado con claridad mis compañeros de blog en La Voz del HULP, ¿no llama la atención que ninguna de las tres empresas independientes que acaban de optar a cinco lotes hospitalarios concurra en la puja de al menos uno de esos lotes? ¿Simple casualidad? Me cuesta creerlo, por eso creo que deberías ser tú el más interesado en abrir una investigación al respecto. En el S. I a. de C. Pompeya Sila, esposa de César, tenía la responsabilidad de organizar unos ritos sagrados exclusivamente femeninos de la Bona Dea, donde los hombres no podían participar. Allí se coló disfrazado un sujeto con el objetivo de mercadear. Un sacrilegio. En respuesta al mismo, Pompeya recibió una orden de divorcio. César admitió en público que él no la consideraba responsable, pero justificó su acción con una célebre máxima: La mujer de César no sólo debe ser honrada, además debe parecerlo. A un Consejero de Sanidad, que gestiona el dinero público, le ocurre tanto de lo mismo. Pues para parecerlo, querido Javier, qué mínimo que abras una investigación pública para consolidar la confianza. Si no lo haces, estás claramente invitando a la sospecha, porque tus conciudadanos tengo la sensación de que ya no se fían, aunque solo sea por la relación de tus dos antecesores con las empresas privadas. Y tú conoces mejor que yo lo del rico refranero español: “No hay dos sin tres”.

.

2º La confianza que uno se merece suele ser proporcional a la que otorga. Y un magnífico indicador es la consideración que tiene con sus adversarios. Esto me preocupa mucho. En tus filas tienes gente empeñada en criminalizar a todo aquél que piensa distinto. ¿Te acuerdas cuando Salvador Victoria aseguró que los que acuden a las convocatorias de las mareas son “enemigos de las libertades” y los comparaba con los golpistas del 23-F de 1981? ¿Y cuando más recientemente tachó de irresponsables y de maestros de la confusión a los que ejercieron el derecho de poner una demanda judicial por la privatización (sorry, externalización) de la gestión sanitaria? Tú mismo faltaste al respeto a un millón de madrileños que votaron contra tu malquerido plan diciéndoles que apoyaban, con la consulta popular, una parodia ¿Qué confianzas crees que mereces cuando ninguneas y desprecias a los contrarios? ¿Es ése el ejemplo de democracia que sostienes? Me cuentan algunos amigos españoles que cuando antiguamente hacían el servicio militar obligatorio en tu país, en las cartillas se ponía: “Valor: se le supone”. Con la confianza, debería ser lo mismo. Sin embargo, contigo -te lo has ganado a pulso- la confianza ya no es un presupuesto, es una tarea, te toca justificarla.

.

Los ciudadanos desean confiar y no ser defraudados. Aún estás a tiempo de recuperar su confianza. Pero están preocupados. Sienten que eres peligroso. Quizás porque coinciden con aquella afirmación del reverendo de que “nada en el mundo es más peligroso que la ignorancia sincera y la estupidez concienzuda” y no saben muy bien en qué cajón de los dos situarte.

.

No es una cuestión personal. Tiene que ver con tu cargo, con tus responsabilidades, con los figuras que te rodean y con tu manera de ejercer de Consejero con tus ciudadanos. Éstos y, más específicamente, tus profesionales no van a renunciar ni a la capacidad de indignación ni a la conciencia crítica ni a la palabra. Y lo harán -vaya, ¡¡¡Cómo me sigue inspirando hoy el Reverendo!!!- porque son conscientes de que “al final, no recordaremos las palabras de nuestros enemigos, sino el silencio de nuestros amigos”.

.

Comienza con una Comisión abierta y plural de investigación sobre el proceso global de adjudicaciones de los pliegos. Recuerda, el Consejero de Sanidad no sólo debe ser honrado, además debe parecerlo.

.

Un fuerte abrazo,

.

Rosa (tu Ángel de la Guardia)

Anuncios

1 comentario

  1. Angela dice:

    Me viene a la cabeza una palabra: Genocidio.

    Que es muy dura? Bueno, no mucho más que llamar terroristas a los deshauciados que realizan scratcher (=suplicar que tus representantes democráticos te escuchen).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu e-mail para recibir en tu correo las entradas

Únete a otros 2.724 seguidores

La Voz del HULP

LaPazenlucha

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: