LA VOZ DEL HULP

Inicio » Testimonios » Rosa Parks » Rosa Parks: “Javier, desde el punto de vista democrático la puerta giratoria no es estética y mucho menos ejemplar”

Rosa Parks: “Javier, desde el punto de vista democrático la puerta giratoria no es estética y mucho menos ejemplar”

Querido Javier,

.

Desde que el Jefe me asignó tu tutela, leo con una mezcla de interés y obligación la prensa madrileña y debo decirte que esta semana me han llamado especialmente la atención tus declaraciones tus declaraciones sobre el caso. Lamela, no vaya a ser que tú estés pensando hacer lo mismo. Tus predecesores en la Consejería de Sanidad me tienen asombrada por su éxito empresarial. Parece ser que ejercer de Consejero de Sanidad durante unos poquitos años les ha dotado del don de la multiplicación, como en el milagro de los panes y los peces, y del don de la oportunidad. ¡Vaya capacidad de convertir cualquier dispositivo en una oportunidad de negocio!, tal y como proclamaba el también afortunado (en esta ocasión por sus vínculos familiares) Sr. Güemes. Parece ser que estas virtudes se adquieren al cruzar la puerta giratoria y por esto me gustaría que reflexionaras sobre este tema.

.

Yo también he cruzado puertas giratorias, pero de otra manera. Nosotros los negros (lo de gente de color es desconocer qué es el negro -es decir, la ausencia de color) cuando cogíamos autobuses públicos debíamos colocarnos detrás de una línea: los blancos delante y nosotros detrás. Así, nosotros subíamos al autobús, pagábamos al conductor, nos bajábamos y subíamos de nuevo por la puerta trasera. Las puertas posibilitan y limitan los tránsitos; en este caso, limitaba el acceso a la “zona VIP” y posibilitaba el pago. En realidad era una puerta giratoria para PAGAR. Pero no para integrar…

.

Sin embargo la puerta giratoria que me lleva a escribirte hoy es la que creo que tú también tienes intención de cruzar. Es la puerta giratoria (revolving door la llamamos nosotros), del movimiento de altos cargos del sector público al sector privado o viceversa. Tus dos antecesores (Sr. Lamela y Sr. Güemes) la han cruzado de forma magistral, pero el caso del Sr. Lamela, por su actualidad, me ha sobrecogido. Aunque si te he de ser sincera, sobre todo por tus declaraciones en las que defiendes que el Sr. Lamela, asesor de la empresa Assignia Infraestructuras, que es responsable de servicios externalizados del Hospital del Tajo de Aranjuez, “en ningún momento ha realizado ninguna gestión con la Consejería de Sanidad valiéndose de su cargo anterior, ni en relación con el Hospital del Tajo ni en relación con ninguna otra cuestión“. Así Javier que crees que es casualidad que él, como Consejero de Sanidad, inaugurara el hospital y formalizara la concesión que ahora gestiona en parte la empresa para la que trabaja. ¡Vamos, hombre! Veo que sigues pensando que tus conciudadanos son poco inteligentes.

.

Sin experiencia profesional previa en el sector, desde el sillón al que llegaron y trabajando como altos cargos públicos adquirieron valiosísima información, conocimientos añadidos, contactos formales e informales con proveedores y grupos de interés y de presión, etc. Todo ello desde lo público y financiado por ese mismo sistema, con dinero de todos, para luego utilizar esas adquisiciones en un exclusivo interés particular. Y eso siendo benévola, porque sabiendo que esa puerta giratoria era Eldorado que les esperaba ¿no podría haberles humanamente influido en su toma de decisiones el interés por< mantener abierta esta puerta para SU futuro? En definitiva la puerta giratoria que los Consejeros de Sanidad madrileños ansiáis traspasar es un puerta para GANAR. Pero no para servir a la ciudadanía. Desde el punto de vista democrático esto no es estético y mucho menos ejemplar ¡Y tú vas y les justificas y les defiendes! Ten cuidado porque esa defensa tan apasionada conduce a muchos a pensar que tú también puedes estar preparándote el camino de salida. Y eso no es bueno para ti, me refiero como persona, Javier.

.

Quería ponerte el ejemplo de la Escuela Politécnica de la Adminstración Pública, que es la academia donde se forman los altos funcionarios franceses. Nuestros vecinos, expertos en el cuidado de lo público, tanto desde la izquierda como desde la derecha, en el argot de esta escuela utilizaban peyorativamente la palabra “pantoufle” (sandalia) para designar la renuncia a la carrera pública (para eso se formaban allí) al finalizar los estudios. Más tarde utilizaron ese mismo término para referirse a la cantidad a reembolsar en caso de no respetar el compromiso de 10 años de servicio a la administración pública, una vez terminada la formación en dicha escuela. Es decir, quien había recibido formación, conocimientos, estrategias, contactos, etc., financiados todos ellos por el sistema público no podía irse de rositas al privado. Era la empresa que contrataba al estudiante al final de sus estudios la que pagaba la pantoufle. Se sobrentendía que la utilización privada de esos valores añadidos debía tener un coste. Pues bien, Javier, en vuestro caso es exactamente al revés. No sólo no tiene un coste, sino que tiene una enorme ganancia. ¿Pero es que nunca os han dado clases de ética aplicada? ¿O es que quieres emular a personas tan significadas como Ángel Acebes (vocal del consejo de Administración de Bankia), Felipe González (Consejero de Gas Natural), Jose María Aznar (Consejero de Endesa), Narcís Serra (presidente de Caixa Catalunya), Rodrigo Rato (ex-presidente de Bankia, consejero de Telefónica) o Elena Salgado (consejera de Chilectra, filial de Endesa)?

.

Que sí, Javier, que posiblemente sea legal, que ya me he enterado (una que se informa), que tenéis una ley de incompatibilidades vigente (Ley 5/2006), “de regulación de los conflictos de intereses de los miembros del Gobierno y de los Altos Cargos de la Administración General del Estado”… Pero volvemos a lo de siempre. ¿Tenemos, una vez más, que volver a explicar qué es eso del conflicto de intereses? ¿Tenemos que volver a revisar la diferencia entre legalidad y legitimidad?

.

No sé cómo haces, Javier, que según voy escribiendo, me va subiendo la tensión… Si no estuviera muerta, estaría en grave riesgo de infarto. ¡Pantuflas!.

.

Tu ángel de la “guardia” que tanto vela por ti. ¡Que tengas buena semana!

.

Rosa

Anuncios

4 comentarios

  1. R. Frutos dice:

    Excelente!!. Parece que mientras otros evolucionaron (franceses por ejemplo), nosotros seguimos en el siglo XIX. Mon dieu!

  2. Karl dice:

    El elemento Lamela ni se ha despeinado, no se ha dignado responder, y sigue adelante sin comPPlejos. Eses es el estilo de estas gentes que dicen trabajar para el bien común. ¿común?

  3. cbeotas dice:

    espectacular!!! me pregunto siempre: se lo pasarán a Javi???? debería leerlo!

  4. Mercedes Aldeguer dice:

    Quizás las fisuras entre gobierno central y regional permitan paralizar la salida de los pliegos, aunque sea con estrategias políticas que no todo el mundo entiende desde fuera. Quizás en breve hasta tengamos que dar un voto de confianza a Lasquetty.
    Sugiero leer entre líneas el artículo de El Confidencial.

    http://www.elconfidencial.com/espana/2013/04/11/madrid%2Dsin%2Del%2Dbeneplacito%2Dde%2Dgenova%2Dpone%2Dal%2Dralenti%2Dla%2Dprivatizacion%2Dde%2Dla%2Dsanidad%2D118604/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu e-mail para recibir en tu correo las entradas

Únete a otros 2.724 seguidores

La Voz del HULP

LaPazenlucha

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: