LA VOZ DEL HULP

Inicio » Testimonios » Rosa Parks » Rosa Parks continúa instruyendo a su protegido (Sr. Consejero de Sanidad)

Rosa Parks continúa instruyendo a su protegido (Sr. Consejero de Sanidad)

Parece que Rosa Parks tiene trabajo como ángel de la guardia del Sr. Consejero. Nos acaba de hacer llegar la carta de esta semana

Estimado Javier,

.

Este lunes me tienes especialmente preocupada. A pesar de que lo intento, no soy capaz de quitarte de mi cabeza. ¿Por qué estoy tan inquieta, me pregunto yo? Pues me acabo de dar cuenta. Tiene que ver con tu manera de entender eso de la ley… Me explico. Siempre que te he leído haces referencia al Estado de Derecho, a la legalidad, a la Ley 15/97… El martes pasado, ni más ni menos, te despachaste en el Debate de la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS) diciendo que no había cambio de modelo, ni cambio de sistema porque “una reforma sanitaria sólo se puede hacer a través de la modificación de leyes de ámbito nacional que rigen nuestro sistema sanitario”. Es decir,  formalismo legal puro y duro.

.

Pero tú sabes que eso no es así. La Ley 15/97 a la que siempre aludes abre una posibilidad legal, desde el punto de vista de procedimiento, pero no dice que por ese resquicio legal tú tengas la legitimidad para introducir, como un hachazo, un cambio radical a la estructura de gestión del sistema, el timón que los ciudadanos otorgaron a tu partido. No es legítimo porque no lo has justificado, ni siquiera insuficientemente. No es legítimo porque los ciudadanos no fueron informados de las intenciones de tu partido cuando éstos tenían la oportunidad de elegir quién y cómo querían que les gobernase. Porque sé honesto, la idea de cambiar el modelo sanitario viene de lejos ¿verdad? Tengo que decir, que en esto te pareces cada día más a los políticos de Alabama. Siempre que fuera legal (sus leyes), les importaba un bledo que fuera inmoral. Espero que en alguno de los masters que te sugieren los de LVDH te enseñen la diferencia entre legalidad y legitimidad.

.

Incluso deberíamos ir un poco más allá… Si tanto defiendes la legalidad, ¿no deberías ser más respetuoso a la hora de valorar la supuesta inconstitucionalidad de tu plan de sostenibilidad? ¿Te parece bien decir “es sencillamente absurdo” calificar la externalización (sí , así lo llamáis), de inconstitucional? ¿No te das cuenta que con ese tono estás contemplando a tus adversarios como si fueran imbéciles?

.

Yo no sé si es constitucional o no tu propuesta -no conozco prácticamente nada de la legislación española- pero cuando alguien te está diciendo a ti, que vas más de legal que el código civil, que una propuesta tuya puede ser “ilegal”, ¿por qué no te preguntas qué puede haber de fondo, en vez de recurrir a tu habitual uso de calificativos vacíos (tipo “absurdo”)? Javier, Javier, me tienes muy preocupada… No escuchas.

.

Veo otra vez que la historia se repite. Tampoco los mediocres gestores de Alabama temblaban cuando les planteábamos que sus leyes chocaban con el espíritu de las XIII y XIV enmiendas de nuestra Constitución que Abraham Lincoln promovió para abolir la esclavitud y establecer la imposición federal de derechos civiles. Al final, la Corte Suprema declaró la inconstitucionalidad de la segregación. Da la impresión de que a los profesionales sanitarios madrileños y al resto de los ciudadanos les estás pidiendo a gritos que empiecen con acciones de desobediencia civil Mira que son buenos chicos y se centran en una respuesta desde la legalidad. ¡Pero ni siquiera les escuchas! Ya lo escribí hace muchos años: “Cuanto más obedecíamos, peor nos trataban”. De verdad, ¿por qué la historia se repite?

.

¡No aprendes, Javier! Sigues sin valorar a tus adversarios. Liderados por un joven pastor bautista, llamado Martin Luther King, mantuvimos una protesta que duró 382 días contra la segregación en los autobuses públicos en Montgomery. Cuando nos preguntaban cómo nos sentíamos, algunos respondíamos: “Mis pies, cansados. Mi alma, ¡liberada!”.  Escucha, Javier, escucha

.

Tu ángel de la guarda, que tanto te quiere

Anuncios

4 comentarios

  1. Cbeotas dice:

    Una vez más BRILLANTE,

  2. R Frutos dice:

    Abro el ordenador y ¡zas!, me encuentro con la noticia de Amyts sobre la publicación en el BOCM del Plan de Ordenación de Recursos Humanos del Servicio Madrileño de Salud. El impacto ha sido parecido al que me causó la aparición de “Alien” en la lanzadera espacial cuando Ripley y su gato se disponían por fin a dormir un dulce sueño. Vuelvo a leer la carta de Rosa Parks y pienso: a este “alien” lo tenemos que destruir nosotros, no puede quedar suelto, su capacidad de destrucción es total. Ya sabemos de lo precario de su formación, sabemos que sabe que sólo le queda un año +/- para hacer sus fechorías y sabemos que tiene que administrarle aminoácidos esenciales a su clan con el negocio de la sanidad.
    Lo que aún no sabemos es por qué gran parte de la sociedad, algunos de nuestros compañeros y las direcciones y gerencias de los hospitales siguen en estado de catatonia. ¿Estaremos en mundos paralelos?
    ¿Habrá que iniciar el camino de la desobediencia civil?.

  3. R Frutos dice:

    Entre los seguidores de Pétain se desarrolló una autonomía imaginaria (que viene a ser desde el punto de vista esquizo-filosófico como los numerosos imposibles lógicos de nuestro consejero) expresada por el obispo de Arras en un mensaje de Año Nuevo dirigido a los “Messieurs et très chers collaborateurs”: “Yo colaboro y, por lo tanto, he dejado de ser el esclavo al que se le ha prohibido hablar y actuar, el que sólo sirve para obedecer órdenes. Colaboro y, por lo tanto, tengo derecho a contribuir con mi propio pensamiento y mi esfuerzo individual a la causa común”. Con ese pensamiento el régimen de Vichy se desvivió por ayudar a los alemanes, que a su vez mantuvieron el orden en Francia hasta 1942 con suma facilidad. (“París después de la liberación: 1944-1949, Antony BeevorR ”). ¡La historia es amena! ¡Salgamos de la catatonia!

  4. […] Rosa Parks continua instruyendo a su protegido (LVDH 25/03/13) Segunda carta de la Sra. Parks a su protegido, el Sr Fernández-Lasquetty. ¿Aprenderá éste a distinguir legalidad de legitimidad? […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu e-mail para recibir en tu correo las entradas

Únete a otros 2.726 seguidores

La Voz del HULP

LaPazenlucha

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: